Chinijos en Calma: Bienestar Infantil y Educación Emocional

Chinijos en Calma: Bienestar Infantil y Educación Emocional

En un mundo que gira a un ritmo vertiginoso, encontrar espacios de calma se ha convertido en una necesidad imperante, especialmente para los más jóvenes. Malena, fundadora de "Chinijos en Calma", ha creado un oasis de paz y desarrollo emocional para niños y familias, inspirada por su propio camino de recuperación y autoconocimiento. Este proyecto no solo se ha convertido en un refugio para quienes buscan una pausa en su vida cotidiana, sino que también se ha establecido como un método eficaz para enseñar a los más pequeños y a sus familias el arte del equilibrio emocional y la serenidad.

Lanzada oficialmente en el verano de 2023, "Chinijos en Calma" surge como una evolución natural de “Malena Vida en Equilibrio”, el primer emprendimiento de Malena, que durante casi tres años se dedicó a la promoción de un estilo de vida equilibrado. Ahora, con un enfoque renovado y dirigido específicamente a niños y sus entornos familiares, este proyecto busca implementar prácticas de mindfulness, yoga y educación emocional, respondiendo a las necesidades de un entorno cada vez más estimulado y a menudo, sobreexcitado.

Malena, movida por las experiencias y desafíos observados en su labor como educadora ambiental y promotora del bienestar infantil, reconoce que la calma es una habilidad crucial que debe ser cultivada desde la infancia. A través de "Chinijos en Calma", proporciona herramientas que no solo benefician el desarrollo emocional y la autorregulación de los niños, sino que también fortalecen los vínculos familiares y mejoran la calidad de vida educativa en los colegios.

Esta introducción tiene como objetivo explorar más a fondo cómo "Chinijos en Calma" está transformando la forma en que niños y familias enfrentan el estrés y la sobrecarga de estímulos, mediante un enfoque holístico y compasivo hacia el bienestar emocional. A lo largo de esta entrevista, descubriremos las claves de este proyecto, los testimonios de sus participantes y los planes futuros de Malena para continuar expandiendo su visión de un mundo más tranquilo y consciente.

 

Malena, es fascinante cómo has creado un espacio tan único como Chinijos en Calma para fomentar el bienestar emocional de los niños y sus familias. Nos gustaría saber. ¿Cuál ha sido tu viaje personal y cómo llegaste a fundar este emprendimiento? 

Hace 7 años llegué a Lanzarote muy enamorada y lista para empezar una nueva etapa de mi vida, el matrimonio. Llegué como todos los que dejamos su país, con  mucho amor e ilusión, con ganas de aprovechar al máximo el tiempo y aprender sobre mi nuevo hogar, también llegué con nervios y con mieditos por la incertidumbre del cambio. Hubo algunos retos interesantes en los inicios, pero uno en especial que marcó mucho mi vida, un gran reto de salud, del cual me tomó tiempo recuperarme. Durante la etapa de sanación integral, decidí que quería compartir con el mundo las claves que me ayudaron a sanar. Me costó decidir con quien quería compartir mis claves, pero un día se me iluminó mi cabecita y mi niña interior me susurró que era con los niños, niñas y sus familias con quien sería hermoso trabajar.

Fundé mi primer emprendimiento en el 2020, “Malena Vida en Equilibrio”, con el que emprendí como autónoma con mucha gratitud por casi tres años. Pero en el verano del 2023 decidí que había que subir al siguiente nivel, creé mi nueva marca a la que he llamado “Chinijos en Calma”, que nace con el firme propósito de cultivar la calma y fomentar el bienestar en los niños y niñas y sus familias. 

¿Qué fue lo que te inspiró para crear Chinijos en Calma? y ¿cómo has visto que ha impactado positivamente en las vidas de los niños, las familias e incluso los coles que participan en las diferentes actividades?

Llevó años trabajando como educadora ambiental en Lanzarote para una maravillosa empresa y como promotora de proyectos que fomentan el bienestar infantil para mi empresa. Visitando los coles, saliendo de excursiones, realizando talleres infantiles y entre otros; observaba y escuchaba mucho a los peques, a los profes,  a las mamis y papis. Las palabras que se repetían eran: son muy inquietos, no paran nunca, no se callan, están muy estimulados, no se calman, no escuchan, les cuesta poner atención y concentrarse, no controlan el enfado, me están volviendo loca, y, etc., etc., etc. 

Fue ahí cuando me percaté de la necesidad de cultivar la calma en los más pequeños del hogar, que viven en un mundo lleno de estímulos, de pantallas, de mucho estrés y mucho movimiento o su opuesto, el poco movimiento y el sedentarismo. 

Practico yoga desde hace muchos años, y en los últimos años me he ido adentrando en el mundo de la meditación y el mindfulness. Estas prácticas me han ayudado mucho en tiempos difíciles tanto físicos, como mentales o emocionales, generando mucho equilibrio y autorregulación en mi vida, y como dije más arriba, quería compartir lo que me hacía bien con el mundo. Así fue, como los niños y niñas con los que trabajé por años, me inspiraron para formarme como profesora de Yoga, Mindfulness y Educación Emocional para niños y niñas, adolescentes y familias. Son todos esos peques que he conocido y sigo conociendo los que me inspiraron y siguen inspirando mi vida y mi trabajo. Y son los que al final del día, no me permiten dejar de soñar. 

¿Podrías compartir con nuestras lectoras cómo estas prácticas pueden beneficiar el desarrollo emocional y el bienestar general de los niños, según tu experiencia y conocimiento en este ámbito?

Desde mi experiencia y lo que he podido observar en este caminar respecto a estás prácticas; el brindarles y acompañar a los niños con mucha conexión, presencia y amabilidad, varios minutos de calma al día a través del canto de mantras sentados, tranquilos e incluso con los ojos cerrados, la expresión corporal y movimientos conscientes a través de las posturas de yoga, el prestar atención plena a lo que estamos diciendo, haciendo, escuchando o viendo, el disfrutar de momentos creativos y lúdicos en calma, todo esto a través del juego y haciéndolo de una manera continua y generando rutinas, puede beneficiar inmensamente a los niños porque les estamos enseñando a relajarse, a calmarse, a bajar el ritmo tan importante como el movimiento en las infancias, a autorregularse cuando así lo necesiten, a conocerse mejor, a amarse,  respetarse y a aprender a empatizar con los demás. Por lo menos, es lo que veo que a mi me funciona. 

Entendemos que este hermoso proyecto no solo se centra en el yoga y el mindfulness, sino que también ofrecen otras actividades y proyectos para apoyar el crecimiento integral de los niños y sus familias. ¿Podrías darnos algunos ejemplos de estas actividades o proyectos adicionales, y cómo contribuyen al bienestar general y desarrollo de los niños y sus familias?

Chinijos en Calma es el nombre de mi empresa, la cual tiene como propósito cultivar la calma y fomentar el bienestar en los niños y niñas y las familias. En este sentido, en el marco de esta marca/empresa existen varias ofertas de servicios como detallo a continuación: 

  1. Chinijos en Calma - Clases y talleres de yoga, mindfulness y educación emocional para chinijos y chinujas
  2. Familias en Calma - Talleres de yoga, mindfulness y educación emocional para familias. 
  3. Coles en Calma - Clases y talleres en horario escolar enfocados en el yoga, mindfulness y educación emocional para los niños y niñas y profesorado. 
  4. Chinijos Cocinitas - Talleres de cocina creativa y saludable para niños y niñas donde a través de la comida rica y saludable se convierten en protagonistas. 
  5. Experiencias Chinijas: Actividades infantiles y en familia que fomentan el bienestar enmarcadas dentro de ámbitos culturales, lúdico-creativos, ambientales y sociales. 
  6. Y aunque todavía no se ha promocionado en la web, tenemos los “Cumples en Calma” donde preparamos experiencias de chinijos en calma o chinijos cocinitas para celebrar de una forma divertida y consciente el cumpleaños de tus peques.  

Para mayor detalle pueden mirar la web o contactar con Malena: https://chinijosencalma.com/que-hacemos/ 

¿Qué actividades simples o ejercicios creativos podríamos hacer las madres junto a nuestros hijos para promover un ambiente de calma y bienestar en el hogar? Nos encantaría conocer algunas ideas prácticas y divertidas que las familias puedan incorporar fácilmente en su rutina diaria para cultivar la tranquilidad y fortalecer los vínculos emocionales entre padres e hijos. ¿Tienes alguna sugerencia especial que haya sido especialmente efectiva o divertida en tu experiencia con Chinijos en Calma?

Claro que sí, y son los que actualmente estoy usando con mis estudiantes de los centros educativos de “Coles en Calma”. Pero decirles que, si funcionan, no es por arte de magia, es por la conexión que he generado con mi grupo, el respeto y cariño que me he ganado, la amabilidad con la que les trato y porque hago que sea divertido o interesante. Mamis y papis regalarse 5 minutos al día de conexión para fomentar la calma en su hogar es un regalazo para toda la vida. 

  • Crear en casa tu “Rincón de la Calma”. Busca ideas sencillas y prácticas. Líate sólo lo justo e invierte sólo lo suficiente, recuerda: menos es más. 
  • 5 minutos -más o menos- de atención plena en familia, conecta con tu hij@ (sólo tú y yo). 
  1. Buscar un lugar propicio para cultivar la calma junt@s.
  2. Elige con tu hij@ la práctica de 5 minutos + o - para disfrutar juntos (algo sencillo)
  3. Poner un timer/cronómetro por el tiempo de la práctica si así lo desean, ayuda a evitar la ansiedad del niñ@ cuando hay tiempo de por medio. 
  4. Disfrutar de la práctica, olvidarse del tiempo por que ya sea el cronómetro o la actividad elegida, por ejemplo un mantra, les avisará cuando termina. 
  5. Pregunta a tu hij@ al final: ¿Cómo se ha sentid@? conversa con él o con ella.
  6. Recuerda dar y recibir muchos abrazos, besos y caricias cada día, momentos de conexión y pertenencia con tu hij@, genera Oxitocina, la hormona del amor.
  7. Prácticas sencillas con mantras/música: Cantar un mantra infantil juntos, a mí me funciona muy bien para la alegría la canción “Hay una luz dentro de mí”; para la calma el mantra “SATANAMA” versión infantil; para hacer yoga “Saludo al sol infantil”; para percusión corporal el mantra “Shiva Shambo”.
  8. Mandalas: pintar o crear mandalas con pompones, semillas, trozos de madera, hojas secas, piedras y otros objetos de la naturaleza. Les encanta y les calma (Puedes tener mandalas plastificadas y una cajita con todo lo mencionado anteriormente, así tienes un recurso listo reusable siempre a la mano).
  9. Crear o disfrutar juntos del uso de una botella sensorial de la calma. Menearla y verla brillar bajo el sol o con una linterna en la noche bajo la manta antes de ir a dormir.
  10. Crear juntos un barquito de papel, acostarse y ponerlo en la barriguita mientras metes y sacas aire por la nariz, como que el barquito está navegando en la barriguita gracias a la respiración lenta y profunda. Poniendo atención a las sensaciones físicas
  11. Leer y crear manualidades con libros sobre las emociones.  

Si deseas que Malena te comparta por interno las canciones y mantras con los que trabaja, envíale un WhatsApp solicitándolo y con todo gusto los tendrás en tu móvil para su disfrute. +34 634 514 214

¿Nos contarías algunos de los impactos más significativos que has observado en los niños y sus familias que han participado en tus programas y clases de Chinijos en Calma? Nos encantaría escuchar historias o testimonios que ilustran cómo estas prácticas de yoga, mindfulness y educación emocional han afectado positivamente a las familias en su día a día, así como cualquier cambio o desarrollo que hayas notado en el bienestar emocional y la dinámica familiar como resultado de su participación en tus programas, que ayude a otras familias a seguir por esta senda.

En mi página web hay algunas reseñas tomadas de Google reseñas “Chinijos en Calma”, si desean conocer lo que dicen de mí, ahí lo tienen, no obstante, aquí algo muy desde el corazón: 

Para mí algunos de los impactos más significativos han sido: 

  1. Dejar huellas positivas en mis alumn@s por el cariño y respeto con el que les he tratado. 
  2. Que cuando me ven en la calle, me recuerden por las actividades que hemos realizado y los materiales creados juntos para la auto práctica en casa, pero sobre todo que me digan que éstos sigan siendo utilizados para calmarse
  3. Que una mami me diga, Malena, cada vez que llegó estresada a casa, mi hijo se acerca y me dice: Respira mamá, respira lento y profundo y verás como te vas a calmar. 
  4. Que cuando las mamis me encuentren por ahí, me pregunten si este año también vuelvo con mis talleres anuales de fomento del bienestar infantil en el Ayuntamiento de Tías. 
  5. Que me hayan invitado a trabajar en colegios de la isla en horario escolar por haber visto mi trabajo y por querer confiar en que les puede ser útil mis herramientas para ayudar a calmar y autorregular a los alumn@s. 
  6. Saber a ciencia cierta que si cultivamos estas herramientas y seguimos sembrando semillas de amor, calma, respeto, confianza y empatía en los niños, estos puedan crecer más sanos, equilibrados y felices.  

Anécdotas curiosas

  • Que una alumna mía de yoga que estuvo por 2 años en mis clases de extraescolares, el día de la mujer, se enfadara con su profe porque no le permitió escribir que yo, su profesora de yoga y mindfulness, era para ella una de las mujeres más importantes de Canarias. 
  • Que una alumna de infantil me diga que sólo quiere ir al Cole los martes porque es cuando Malena da las clases de yoga. Que los otros días prefiere quedarse en casa con su mami y papi. 

Creo que todos los niños y niñas están llenos de súper poderes por explorar y que poseen innumerables capacidades y habilidades para aprender muchas herramientas que les ayuden a vivir una vida más sana, equilibrada y feliz, y si para eso puedo influir, aquí me tienen. Pero como todos sabemos, los niños y niñas no aprenden de lo que les decimos, aprenden de lo que nos ven hacer. Así que mami y papi, “da tú, el ejemplo de lo que quieres ver en tus hijos e hijas, ahora y en el futuro”. 

 

Te dejamos algunas de las actividades que se realizarán este mes de mayo de la mano de Malena y compañía:

  • 4 y 11 de mayo de 17 a 19 h. - Cuéntame: Cuentos y actividades para niñ@s de 5 a 10 años. Biblioteca Municipal de Playa Blanca
  • 18 de mayo de 11 a 13 h. - Cuéntame: Cuentos y actividades. Biblioteca Municipal de Tías
  • 25 de mayo de 11 a 13 h. - Cuéntame y actividades. Biblioteca Municipal de Puerto del Carmen
  • 4 de mayo de 10 a 12  h. - Cultura activa para niñ@s de 4 a 6 años. Biblioteca Municipal de Tías
  • 11 de mayo de 10 a 12 h. - Cultura activa para niñ@s de 7 a 10 años. Biblioteca Municipal de Puerto del Carmen. 

Y si no quieres perderte nada de lo que Malena hace síguela en redes @chinijosencalma

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.